Bizcocho rústico con manzana (desayuno de domingo)

¡Hola! Bienvenido a un nuevo desayuno de domingo, hoy tenemos un rico bizcocho rústico con manzana que nos va a hacer empezar el día muy muy bien.

 
Receta de bizcocho con manzanas

 

Después de varios domingos sin poder publicar, hoy por fin tengo nueva receta. La vida 1.0 ha estado muy ajetreada y he tenido poco tiempo. Y a eso hay que sumar varios desastres culinarios, que o bien por presentación, o por sabor, no podían ver la luz. Pero bueno, espero que me hayas esperado y hoy estés dispuesto a  desayunar muy rico tú también.

La receta de hoy es una ligera modificación de uno de los bizcochos clásicos: el cuatro cuartos. Su nombre viene porque los cuatro ingredientes que lo forman pesan un cuarto de kilo cada uno. Huevos, harina, mantequilla y azúcar. Como verás en mi receta he sustituido la mantequilla por aceite de oliva virgen extra, y he añadido un poquito de leche para compensar los líquidos de la receta.

Hace algunos días asistí a un curso de la Escuela de Cocina Telva impartido por Sesé San Martín en Zaragoza, ella nos recomendó  añadir la manzana en láminas a una masa de bizcocho, (entre otros mil millones de ideas). El resultado me encantó, así que pasé a incorporarla a los desayunos de domingo. Este bizcocho rústico con manzana no podía faltar.

Como puedes ver, tengo debilidad por los bizcochos. Además de desayunar divinamente el fin de semana, nos sirve para buena parte de la semana siguiente, y para algún almuerzo y/o merienda. Es curioso como prácticamente con los mismos ingredientes, en diferentes cantidades, obtenemos tanta variedad de cosas ricas. De momento en casa tenemos nuestros favoritos, ahora mismo en nuestro top 3 están el de la yaya, la bica y este bizcocho rústico con manzana. Pero esta lista va variando, nos cansamos de unos y a temporadas probamos otros.

 

Bizcocho cuatro cuartos con aceite de oliva

 

Vamos a ver lo que nos hace falta para preparar este rico bizcocho.

 

INGREDIENTES

 

– 4 huevos grandes

– 250 gramos de harina de trigo (he usado la mitad refinada, y la mitad integral)

– 250 gramos de azúcar

– 200 gramos de aceite de oliva virgen extra

– 50 gramos de leche ( yo uso de soja)

– 1/2 cucharadita de té de cremor tártaro (no es imprescindible)

– una manzana reineta

– azúcar glas (opcional para adornar)

 

 

 

Desayuno de domingo por Pintando las nubes

 

 

ELABORACIÓN

 

Es muy fácil, pero hay que ser un poco metódico para conseguir el máximo volumen al montar las claras a punto de nieve. No lleva ningún impulsor o levadura, por lo que es primordial introducir todo el aire en las claras.

 

1. Separa las claras de las yemas de los huevos.

2. Empieza a montar las claras, añade enseguida el cremor tártaro si es que lo vas a usar.

3. Cuando estén bastante firmes, sin dejar de batir, ve añadiendo el azúcar para formar un merengue bien duro. Una vez que lo tengas, reserva.

4. En un bol aparte, mezcla las yemas con el aceite y la leche. Bate bien. Ve añadiendo la harina tamizada. Verás que queda una masa muy seca, casi como unas migas. No pasa nada, es así como debe ser. Lo importante es que esté bien mezclada.

5. Ahora ve añadiendo cucharadas de merengue a tu mezcla de migas, y con una cuchara o mejor aún, con una lengua pastelera. Ve integrando bien. No añadas más merengue hasta que se haya mezclado bien. Es un poco laborioso, y tu brazo se cansa un poco ( o al menos el mío, sí!!!) Pero es la mejor forma, si lo haces con unas varillas eléctricas se vendrá abajo el merengue. Y además ya no hace falta gimnasio ni nada, te has ganado un cacho, o dos de bizcocho por lo  menos ;)

6. Enciende tu horno a 180 grados calor arriba y abajo.

7. Prepara tu recipiente apto para horno, y unta las paredes con un poquito de aceite de oliva, y espolvorea un poco de  harina por encima.

8. Pela la manzana, y córtala en 4 partes, desechando el corazón. Cada cuarto, corta en láminas, e introduce en la masa cruda. Hunde un poquito en la masa, pero deja que se vea una parte

9. Hornea unos 50 minutos a la misma temperatura.

 

Pintando las nubes (desayuno de domingo)

 

Ya sabes que sin mi café no soy persona, así que no puede faltar, como tampoco un zumo de naranja natural. Hay que aprovechar lo  buenísimas que están las naranjas aún. Y el bizcocho, por supuesto, para tener un desayuno de domingo bien completo.

La clave es desayunar sin prisas, y si es posible con lectura y buena compañía. Momento relax total :)

 

Receta de bizcocho cuatro cuartos por Pintando las nubes

 

Venga, que este trocito es para tí. ¿Te apuntas?  Espero que sí, y que lo disfrutes mucho.

¡Feliz domingo!

 

signature

Te gustará ver:

Tu dirección email no será nunca*

*

*

c r a f t s
P a s e o s
N i ñ o s