Bizcocho de la yaya (desayuno de domingo)

Hola, ya es domingo, y como no podía ser menos, traigo un desayuno súper especial. Bizcocho de la yaya.

 

Cómo hacer un bizcocho muy jugoso

 

El post de hoy me transporta a mi más tierna infancia. Así que espero transmitirte este sentir tan especial y que recuerdo con tanto cariño.

Este bizcocho lo hacía mi abuela ( la yaya) cuando yo era pequeña. Lo cocinaba en una olla gigante ( o eso me parecía a mi) en el butano, al fuego. Y  tardaba unas dos horas en hacerse, ni que decir tiene lo interminables que a mí me parecían. Luego, cuando por fin lo desmoldaba y se templaba un poco, me ponía morada. Literalmente.

Es uno de esos recuerdos que tengo muy nítidos de entonces, y que al volver a hacerlo, me ha transportado  30 años atrás.

Ahora me pregunto porqué he tardado tanto tiempo en hacerlo, pero eso ya da igual. Se seguro que volverá a mi casa de nuevo en no muchos días, y por un largo tiempo.

 

Molde para hacer el bizcocho de la yaya

 

Bizcocho de la yaya

 

Esta vuelta al pasado, me viene de perlas para presentaros a un nuevo colaborador del blog: LOVE NARANJAS.

Es una pequeña  empresa familiar dedicada al cultivo de naranjas y mandarinas. Hace ya algún tiempo, cansados de intermediarios, decidieron que nadie mejor que ellos podían comercializar las naranjas que con tanto mimo producen en sus campos. Y eso es lo que ofrecen, naranjas que como las de antes, saben a naranja. Pero adaptadas a los tiempos de ahora, las venden en su tienda online.

Las recogen en su punto óptimo de maduración, cuando reciben el pedido. No les añaden ceras ni productos para embellecerlas, cosa que se agradece cuando como es mi caso, también me como la piel en forma de ralladura. Y en 24 horas desde que las recogen del árbol, las tienes servidas en casa. Y eso, sin gastos de envío.

El motivo de mi alegría es doble,  por un lado como colaboradores del blog, y también en ventajas para los lectores. Ofrecen un 5% de descuento  a los lectores de Pintando las nubes. Si haces click aquí verás más detalladamente toda la información. Con el descuento para lectores, más los que ellos ofrecen en su tienda, puedes llegar a obtener un 20% de descuento en tu compra.

 

Desayuno de domingo ( bizcocho de la yaya)

 

 

Con esta alegría y nostalgia de la vuelta a los pequeños placeres de antes, paso a contarte cómo prepararte este pedazo desayuno.

Para hacer el bizcocho necesitarás:

{ Sale un bizcocho enorme, que no dura nada de nada ;) }

 

– 480 gramos de harina

– 260 gramos de aceite de oliva virgen extra

– 440 gramos de azúcar

– 8 huevos

– 2 yogures naturales

– 2 sobres de levadura tipo Royal

– ralladura de 1  limón o 1 naranja ( al gusto)

 

 

 

Bizcocho y chocolate caseros

 

La elaboración es sencilla, pero debes tener cuidado al hornear, para que quede muy jugoso y tierno.

 

Enciende el horno, 180 grados calor arriba y abajo.

 

1. Separa las claras de las yemas y monta las claras  bien firmes.

2. En un bol grande, mezcla el azúcar con el aceite, la ralladura y las yemas. Bate bien.

3. Añade la harina y la levadura tamizadas al bol del punto 2. Con una batidora de varillas, mezcla bien todo.

4. Integra las claras a punto de nieve, con paciencia, dando vueltas con una cuchara o mejor, con una lengua pastelera.

5. Vierte la mezcla en un molde engrasado con aceite de oliva.

6. Mete en el horno, de tal forma que el bizcocho quede lo más centrado que puedas, y no lo abras.

7. A los 10 minutos, baja la temperatura a 170 grados y hornea 1 hora en total. El tiempo es aproximado, cada horno es distinto.

Prueba a los 55 minutos a pincharlo con una brocheta, y si sale limpio, ya está, si no, ve probando de 5 en 5 minutos. Es muy importante sacarlo en cuanto esté hecho, si lo dejas, se resecará y será una pena.

Si al final de la cocción está muy moreno, ponle papel de aluminio por encima, pero no abras el horno antes de los 50 minutos porque se vendrá abajo.

 

No le hace falta acompañaminto, porque sale delicioso, pero estas tardes de frío y lluvia, va fenomenal con un chocolate calentito. Click aquí y verás cómo hacerte un buen chocolate a la taza

 

Chocolate con bizcochoBizcocho casero de la yaya

 

Como todo lo que te propongo, te invito a que lo pruebes, pero hoy más si cabe.

Si lo has hecho todo bien, te encontrarás algo así…

 

Bizcocho muy muy rico (Érase una vez)

 

Espero que como yo, hayas disfrutado de esta vuelta al pasado, y que tengas ese regustillo a infancia feliz un buen rato.

¡Feliz domingo!

 

 

.

signature

Te gustará ver:

  • David - Vaya vaya, pintaza de bizcocho!, el próximo finde lo hago sin falta. Besotes Olga!ResponderCancelar

    • Olga Navarro - ¡Ya verás que rico, David!
      Quiero foto, porfi ;)
      BesicosResponderCancelar

  • Sarahoria - Qué delicioso :) Las recetas de la infancia son geniales :) Un besito guapa!ResponderCancelar

    • Olga Navarro - ¡Gracias Sara!
      Es verdad, son las mejores ;)
      Otro para tí.ResponderCancelar

  • Bearecetasymas - Me chiflan estos bizcochos que nos remontan a tiempos pasados! Segun lo cuentas tiene que estar delicioso, con ese chocolate ya es que te debe subir al septimo cielo!
    Gracias por compartirlo con tanto cariño!
    BesotesResponderCancelar

  • Juan Mira Lindo - Gracias Olga por recordar exquisiteces juveniles como tu riquísimo rosco.
    a mí también me recuerda a alguno parecido, pero me he armado de valor (soy manazas) y lo he hecho ¡¡ y me ha salido !! y estupendo.
    Lo unico malo o bueno, según se mire es que desapareció como por encanto. Un beso guapa.ResponderCancelar

Tu dirección email no será nunca*

*

*

c r a f t s
P a s e o s
N i ñ o s