Pan de leche para el cole (desayuno de domingo)

¡Hola!
Un domingo más, ¡¡os traigo el desayuno!!

20130915-005918.jpg

Pero os voy a hacer esperar un poquito…
Hoy vengo muy acompañada. Es el primer día que participo con Blogger Traveller.
Es una iniciativa que creó Paty, y a la que estoy encantada de unirme. Consiste en publicar, junto con otros blogs, el 15 de cada mes, una entrada con fotografías alusivas a la palabra elegida de dicho mes. Y en tu ciudad, de este modo conocemos los distintos puntos de vista y ciudades de los participantes. Es un viaje…virtual. Y oye, no hay que hacer la maleta.
AQUÍ podéis ver las entradas del resto de Blogger Traveller, no os las perdáis.
La palabra de hoy es COLEGIO, muy apropiada para el mes de Septiembre ;) y como además coincide con mis desayunos de domingo , pues os voy a proponer un desayuno-almuerzo ideal para peques {y mayores ;) }
Vamos por pasos, os voy a mostrar unas cuantas fotos de colegios de Zaragoza, que es mi ciudad.
20130915-010052.jpg

En la Plaza de los Sitios, nos encontramos este colegio, Gascón y Marín, la fachada me parece preciosa. Me gusta ver colegios como este, con tanta solera y tan bien conservado.
En la misma plaza nos encontramos esta espléndida fachada de la Escuela de Artes y Oficios, que al fin y al cabo también es colegio,están un poco más crecidos los alumnos, pero que también imparte docencia ;)
20130915-010200.jpg

Este otro cole, el Marie Curie, es de estilo totalmente distinto a los anteriores. Es un edificio construido hace unos 3 años y bien colorido como podéis ver. De este sí vemos el recreo…
20130915-010331.jpg

Esto está en el colegio de mis hijas, pintado en el suelo. Me encanta verlo, cuando yo era pequeña, jugábamos con uno pintado de tiza en el suelo. Si alguien sabe el nombre de este juego, me encantaría saberlo. Nosotros decíamos que era descanso, no sé…
20130915-010754.jpg

Aprovechando la iniciativa Traveller no quería dejar pasar la ocasión de enseñaros mi cole, el colegio en el que estudié toda la EGB.
Para mí, el mejor de todos. Hacía años que no me acercaba y la verdad es que está tal, y como lo recordaba.
Se encuentra dentro del Parque Grande, ahora llamado Parque José Antonio Labordeta. Más exactamente en el Rincón de Goya.
20130915-010925.jpg

Recordaba la vegetación y los árboles, pero ahora me ha llamado mucho la atención la paz que se respira, el aire tan puro y el canto de los pájaros. ¡¡¡Mis hijas dicen que viven muchos loros!!!
Y la verdad es que yo no se que clase de pájaros son, pero tienen que estar muy contentos, no paran de cantar ;)
El edificio principal sigue igual. Aquí daban clase a partir de tercero de EGB.
20130915-011036.jpg

Los pequeños en este otro, a partir de 5 años. Los de 4 ( entonces se empezaba a los 4), en otro mini edificio que no se ve desde la valla.
20130915-011158.jpg

Aquí un sendero que rodea la valla del colegio.
20130915-011313.jpg

Os enseño el entorno que rodea el cole, ¿oís a los pájaros? Seguro que sí.

Como estoy segurísima que después del paseito ya os ha entrado hambre, vamos con el desayuno.

Pan de leche relleno de chocolate

Los de mi generación os acordaréis del famoso bollycao, un bollo tierno relleno de chocolate empaquetado y que por aquel entonces era bastante popular como almuerzo.
Este que os traigo está más rico, más tierno y más saludable. Y encima está relleno de crema gianduja. Una delicia ;)
20130915-012340.jpg

Necesitamos: (para 8 panecillos)

– 300 grs de harina de trigo
– 125 grs de leche templada
– 50 grs de mantequilla a temperatura ambiente
– 1 huevo L
– 50 grs de azúcar
– 1/2 sobre de levadura rápida de panadero
– 1 pizca de sal

Ponemos en un bol amplio la leche y el huevo. Batimos bien.
Añadimos el azúcar y la mantequilla, la sal y volvemos a batir.
Añadimos la levadura y después la harina poco a poco. Vamos revolviendo con una cuchara. Y añadimos más harina.
Llegaremos a un punto que tendremos que amasar a mano. Así, vamos añadiendo la harina y amasando en el bol. Llevaremos la masa de los bordes al centro, giramos el bol y otro poco de los bordes al centro. Así hasta que tengamos la harina completamente integrada. Y nos quedará una masa un pelín pegajosa, pero manejable.
Preparamos un bol grande, echamos en él un poco de harina. Volcamos allí nuestra masa y espolvoreamos un poquito de harina por encima. Tapamos con film de cocina y esperamos que fermente. Debe doblar su volumen. Tardará aproximadamente un par de horas.

Una vez que esté fermentada, la cogemos y la pasamos a la encimera. Si vemos que se pega, espolvoreamos un poco de harina. La menos que podamos para hacernos con la masa.
Formamos con ella una bola y con un cuchillo afilado, cortamos 8 partes lo más iguales que podamos.
Cada parte será nuestro panecillo.
Cogemos una porción y le damos forma de salchicha gorda. La aplastamos bien, lo más fina posible. Con el rodillo o con la palma de la mano. Nos quedará algo parecido a un óvalo.
Preparamos la crema de chocolate, yo la he rellenado de gianduja. Crema de chocolate y avellanas, aquí tenéis la receta.
Metemos unos 15 segundos el tarro de gianduja al microondas.
NOTA: Si tenéis la crema recién hecha, queda pastosa. No la metas al microondas. Si la preparaste con antelación, se habrá endurecido un poco. Es imprescindible ablandarla un pelín para poder untarla (Solo un poco, no queremos líquido. Queremos pasta)
Os recomiendo ponerla en grumos semi- derretidos, para poder cerrar bien los panecillos sin que se desparrame la crema. Y además, un poco dura nos permite rellenar más el panecillo. Lo agradecerás infinitamente cuando le des el primer bocao. Te saldrá chocolate, igualito que el bolly…en el que andábamos mirando por que lado le habían inyectado el chocolate para hincarle el diente.

20130915-012509.jpg
Untamos nuestra crema de gianduja sobre la masa estirada, dejando libre un dedo amplio alrededor de los bordes.
Ahora doblamos un poco los extremos superior e inferior hacia el centro. Estiramos con cuidado el borde del lateral izquierdo sobre el derecho hasta el centro. Y el derecho, por encima del izquierdo presionando con cuidado para que quede sellado el borde. Nos quedará forma de salchicha gorda, pero rellena.
Le damos la vuelta, la costura quedará debajo. Y estiramos un poquito los extremos, con cuidado de no espachurrar la masa.
Ponemos papel de hornear sobre una bandeja y depositamos nuestros panes encima, separados.
Yo pongo 4 y 4, en dos bandejas.
Los dejamos que leven de nuevo tapados con film de cocina. ( 1 hora aprox.)
Hacemos unos cortes en la superficie ( greñado ) con un cuchillo bien afilado.
Introducimos al horno precalentado a 180 grados, calor arriba y abajo, durante 15 minutos. Cuando estén dorados, ya están hechos. Al ser pequeños, se hacen enseguida.
Dejar templar un poco, y ¡a disfrutar!

20130915-020734.jpg

signature

Te gustará ver:

  • Laura - Me ha encantado el paseo por Zaragoza, el entorno de tu colegio y que te voy a decir de pan de leche con crema de gianduja, que tiene que estar buenísimo. Al juego nosotros lo llamábamos la charranca.ResponderCancelar

  • Carmen - Me ha encantado la mezcla de fotografías y la receta! Me gusta hacer pan, así que probaré a hacer los panecillos rellenos de chocolate… tienen que estar de muerte!
    Me alegra haberte encontrado. :) Me quedo por el blog
    CarmenResponderCancelar

  • Mi Mundo de Fimo - Muy bonitos todos los colegios, y sobre lo del juego… yo tambien jugaba con los compis pintandolo con una tiza en el suelo y se llama la ”rayuela”, o por lo menos asi se llama aqui en AsturiasResponderCancelar

  • Raquel Jiménez Bisutería - siempre me han gustado esos colegios con solera, y el desayuno perfecto para un día como hoy.
    .
    Besos

    Raquel
    .ResponderCancelar

  • Emma - Muy bonito tu cole y el entorno maravilloso.
    Ese pan debe estar buenísimo
    Besos
    EmmaResponderCancelar

  • Carla - Felicidades por tu primer Blogger Traveller, también es el mío! jaja
    Me ha gustado mucho el paseo por Zaragoza y se me ha hecho la boca agua con tu pan de leche, tendré que probar la receta e intentar hacerla en casa!

    CarlaResponderCancelar

  • Saray Pixelados - Quiero ir al cole Gascón y Marín!!!! que chulada!
    Un beso :DResponderCancelar

  • Nadine - Esto de viajar y comer es la mejor combinación. El pan tiene una pinta buenísima. Y el colegio con un parque alrededor es un lujo!ResponderCancelar

  • The Colour Lab - Yo a ese juego de pequeña le llamaba “la mariquitilla”.

    Me encanta el paseo que nos has dado hoy por Zaragoza y ese pan de leche que nos traes tiene un pinta deliciosa.

    BesosResponderCancelar

  • Luisa - Muy bonito este paseo que nos has dado por los colegios de Zaragoza, yo también he fotografiado la Escuela de Arte de mi ciudad.
    BesosResponderCancelar

  • Aurora - Me ha encantado el paseo y es que Zaragoza tiene mucho encanto, no lo digo por decir, llevo sangre mañica por parte de madre (Tauste) y voy mucho porque mi familia vive en Torrero, asi que ya ves me encanta tu ciudad. ;)
    Besicos

    http://ovillosyganchos.blogspot.comResponderCancelar

  • Laurel y Menta - Olga, el paseo por los colegios de Zaragoza nos ha parecido genial: qué evocador, nos ha encantado.
    El juego, por lo menos por aquí, por Bilbao, lo llamábamos “truquemé”. No sé si te sonará de algo.
    Ah, los bollitos rellenos, maravillosos: nos cogemos un par…
    Un besito.ResponderCancelar

  • MaraEnGredos - Hola Olga. Me ha encantado tu Blogger Traveller y conocer los coles de Zaragoza. El pan , me encanta. Y el juego le llamamos rayuela. Un besazguapa.ResponderCancelar

  • Celia - jajaja ¡la semana! en mi pueblo, que es de Toledo, a ese juego lo llamábamos “la semana” y pasábamos horas jugando ¡que recuerdos!

    Por cierto… ¡el pan increíble! :DResponderCancelar

  • patry - el recorrido por los coles muy guay, y genial para abrir el apetito a ese pan de leche relleno… esta receta me la apunto para la peque… fijo que lo hago para que lo lleve de tentempie al cole… saludos…ResponderCancelar

  • Tatiana - Me ha encantado la receta, gracias. Y yo también jugaba con uno que pintábamos con tiza en el suelo. El primer colegio es precioso, una maravilla. Gracias por compartirlo. Un besico.ResponderCancelar

  • Celeste - Qué bonito el cole y qué rico el pan de leche!!

    Besos

    CResponderCancelar

  • Flor - Bienvenida a Blogger Traveller! y enhorabuena por la entrada!! que gusto poder recordar al cole con tanto cariño!!
    besitos desde Madrid
    FlorResponderCancelar

  • Víctor - Uf, es que vengo de leer tu quiché de higos (uno que va con retraso, el fin de semana no toco el ordenador…), y me encuentro con este pan de leche que es una delicia!
    Menuda pinta con ese relleno de chocolate!

    Besos!ResponderCancelar

  • Celia - Que original la fachada del colegio Gascón.
    Y debía ser maravillosos estudiar en un cole con un entorno como ése!

    El juego ese yo lo conocía como “el Teje” aunque también luego escuché que le llamaban “La Rayuela”ResponderCancelar

  • Rocio - Que hermosas fotos, BIENVENIDA! Me di cuenta que lo llaman de muchas formas al juego, en mi caso siempre lo conocí como Rayuela. Ese desayuno me dio muchas ganas de comer y eso que son la 1 de la mañana jajaja
    Un beso enorme!
    http://la-hechiceradelalma.blogspot.com.ar/
    RocioResponderCancelar

  • Eider - Genial el post, las fotos me han encantado!!

    http://itsebcblog.blogspot.com.es/ResponderCancelar

  • mi mamina y sus cosas - Que cole tan chulo….

    Me han encantado las fotos……

    BesosResponderCancelar

  • Mónica - Ayyyy mi Madre!!! pero qué buena pinta….debe estar bueniiisimo ese pan, siento haberme fijado más en él que en los colegios.
    Un saludoResponderCancelar

  • Mil Delicias - El nombre del juego es Rayuela pero luego en cada zona se le llama de otras maneras.
    Gracias por la receta. Tiene una pinta estupendaResponderCancelar

  • Blanca - Mmmmmmm que ricooo!! al juego por lo menos aqui en el sur de Cádiz que es donde yo vivo le llamabamos la rayuela y lo pintabamos en el suelo con una piedra si hacia falta jiji a falta de pan… buenas son tortas!! o bollos de leche con chocolate como el tuyo.. ÑAMMMResponderCancelar

  • Paula - Hola Olga, hija qué despiste. Igual sabía que eras de Zaragoza, pero ahora no me acordaba. Esta entrada de todas maneras me lo ha dejado muy claro. Vaya paseo más bonito por los coles de nuestra ciudad y lo mejor, has sabido sacar unas fotos preciosas de los mismos!!!

    El pan de leche, qué rico y qué bien nos viene para el cole de los niños. A mi hija también le gusta mucho.
    Y por si acaso no lees la respuesta que te he dejado en el blog, te la repito aquí. El azúcar perlado más que en panadero, la encontrarás en algún pastelero. Yo, no obstante, aprovecho algun viaje al Pirineo, cruzo la frontera, y la compro. En Barcelona en las pastelerías también tienen. A ver si así tienes suerte!!!

    Salu2. PaulaResponderCancelar

  • Marisa Cerezo - me ha encantado todo, pero el pan de leche con choco más todavía jajajajaja así que me lo guardo para prepararlo
    BesotesResponderCancelar

  • Olga Navarro - ¡Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios!
    Me ha encantado ver como llamabais al juego en cuestión. Gana Rayuela por goleada, pero variedad no falta. Hay que ver un mismo juego y tantos nombres…
    Paula, lo del azúcar perlado, gracias por orientarme.
    BesicosResponderCancelar

  • Crys - Hace minutos descubrí tu blog gracias a la Cocina de Babel….y me enamoré…es amor a primera vista!!! me enamoré de las fotos y de las recetas, tan de casa….a mi también me encanta hornear algo para los domingos o hacer algo más especial, así que me sentí identificadísima!

    Un beso desde México!ResponderCancelar

    • Olga Navarro - Muchísimas gracias, Crys.
      Bienvenida y anímate con las recetas.
      Hornear es lo mejor del mundo mundial, y comértelo, claro ;)
      BesicosResponderCancelar

  • Cris - Que fotos más bonitas!! Nosotros lo llamábamos la muñeca, otro nombre para la colección, jeje. Un besico Olga!ResponderCancelar

    • Olga Navarro - Curiosa variedad de nombres para el mismo juego, Cris!
      Me lo apunto ;)
      Un besoResponderCancelar

Tu dirección email no será nunca*

*

*

c r a f t s
P a s e o s
N i ñ o s