Nubes de Gianduja (desayuno de domingo)

crema cacao y avellanas

Hoy es un domingo muy chocolateado. Bueno, lo será si sois tan afortunados como yo que tengo un tarro enterito de gianduja para darme un buen homenaje. La receta la tenéis, se prepara muy rápido y sale mucha cantidad. Dos botes como el que veis en la foto.
Así pues, no hay excusa, desayuno de domingo chocolateado para todos ;)

Os muestro una idea, pero con esta deliciosa crema podemos rellenar tartaletas, untar una tostada, o incluso comerlo a cucharadas…es tremendamente adictiva.
La mezcla del chocolate con la avellana me resulta todo un manjar, y ahora descubro que esta exquisitez se la debemos nada menos que al mismísimo Napoleón. Bueno, más que a él, a los pasteleros de la zona de Turín, que en aquella época sufrieron el bloqueo de productos británicos que decretó Napoleón. Por ese motivo, el chocolate se convirtió en un producto muy caro y los pasteleros tuvieron que ingeniárselas para rebajar la cantidad de cacao de sus dulces, y que a la vez éstos, no perdieran calidad.
Así crearon la Gianduja, una pasta de cacao y avellanas. Como podéis suponer, las avellanas eran muy abundantes en aquella zona. Y de este modo, la mitad de la pasta era la mezcla de avellana y azúcar, el chocolate suponía sólo el 50% de la receta.

crema de cacao y avellanas

Para preparar Gianduja, necesitamos :

-200 gramos de avellanas tostadas
-120 gramos d azúcar glas
-400 gramos de chocolate para postres

Ponemos en un vaso el azúcar con las avellanas tostadas. Las trituramos bien, poco a poco, veremos que se va poniendo una pasta aceitosa. Es el aceite de las avellanas, que se va desprendiendo. Este es el punto que queremos. El olor que desprende es increíble.;)
Se queda una crema como la que veis en la cuchara.
A continuación, ponemos un cazo a fuego medio con el chocolate en trozos, lo removemos de vez en cuando. Cuando esté fundido, agregamos la pasta de avellanas, y la integramos bien.
Dejamos que se enfríe, y ¡a disfrutar!

gianduja

Para hacer las nubes de hojaldre rellenas, necesitamos:

-1 plancha de hojaldre
– Crema de Gianduja

Precalentamos el horno, calor arriba y abajo a 175 grados.
Extendemos la plancha de hojaldre, y con el cortapastas que queramos, vamos cortando el hojaldre. Lo colocamos sobre una lámina de papel de horno puesta encima de una bandeja plana.
Dejamos un poco de separación entre las nubes, pues el hojaldre crece un poquito en el horno.
Horneamos a media altura, hasta que queden doradas. Unos 15 minutos.

cenital nubes
Las sacamos del horno y las rellenamos generosamente de crema.
Nos preparamos un café, y ¡desayuno perfecto!
Al menos para mi ;) y estoy segura que para todos los que disfrutáis del chocolate.

hojaldre cortado
Os dejo la imagen con las plantillas que he preparado para el tarro , si os la queréis descargar, tenéis que guardar la imagen en vuestro equipo y después imprimirla, a tamaño completo y sin marco para que os quede dentro de un folio DinA4 .

Estoy enlazando este post a la Fiesta de enlaces de Personalización de blogs

20130907-184328.jpg

signature

Te gustará ver:

  • Silvia Marín - Tienen una pinta deliciosa…a ver cuando nos traes para probarlas…jejejeResponderCancelar

  • Laura - Que envasado más bonito, y gracias por la receta.ResponderCancelar

  • The Colour Lab - Pero qué rico¡ no me extraña que estés tan contenta con ese pedazo desayuno¡ y es que quién no lo estaría con algo así?
    BesosResponderCancelar

    • Olga Navarro - Jajaja, sí es buena forma de empezar el día ;)
      BessResponderCancelar

  • Víctor - Buf, pero qué rico tiene que estar ese desayuno!! Y no sabía yo el origen de la gianduja, y mucho menos que fuera tan sencilla de hacer!
    Acompañarla de esas nubes de hojaldre lo hacen un bocado ideal!

    Besos!ResponderCancelar

    • Olga Navarro - Gracias.
      Para mí también fue sorprendente el origen, lo leí en el blog de Kiko Casals.
      Siempre aprendemos algo ;)
      BssResponderCancelar

  • Mayte - Me gusta todo, cada fotografía, esas galletitas, el café…eres un encanto!ResponderCancelar

    • Olga Navarro - Mil gracias, Mayte.
      Me encanta tenerte por aquí, como tu dices das buena vibra ;) En serio, es un placer.
      A mi pasearme por tu blog me fascina, cada receta y cada historia son increíbles, y por si eso era poco haces unas fotografías espectaculares. Enganchada es poco.
      Me tengo que lanzar con los tacos al pastor y esos recién estrenados elotes…mmmm
      Mil besos, Artista.ResponderCancelar

  • tere - ohh, me encanta la guianduja!
    aqui en Murcia hay una heladeria italiana que prepara un helado de ella y es una pasada, me paso todo el verano pidiendolo!jaja
    me guardo la receta, que seguro que va a caer…un besicoResponderCancelar

    • Olga Navarro - Yo también lo probé en forma de helado la primera vez. En Las Palmas, en una heladería de la calle Triana. También se convirtió en mi favorito.;)
      BesicosResponderCancelar

  • Raquel - Por favor…y con hojaldre!!!
    Me has robado el corazón…es que mi corazón es de cocholate, jajaja.
    Besos.
    RaquelResponderCancelar

  • Olga Navarro - Jajaja, ya suponía que eres muy chocolatera.
    No hay mas que ver tu nueva imagen, me encanta. Queda muy bien verte con tus churretes!!!!
    Un besazo.ResponderCancelar

  • Georgina - que buena pinta! soy bastante mala cocinando… pero me la guardo que luego me da el punto y me encierro en la cocina.

    Ahora sí, todo dulce!
    Las fotos geniales!ResponderCancelar

  • Paula D - Olga tienen una pintaza increíble! Me encanta la forma de nube. Un besazo

    I Love BugsResponderCancelar

  • Eva Echevarria - Madre mía, esto tiene que ser ¡pecado! voy a probarla si o si, no parece complicada y si super rica :) muy bonito el post en general, la presentación y el detalle de los imprimibles, cada vez se complica más esto de la fiesta de enlaces. Un saludínResponderCancelar

  • Minimó - Mmmmmmmm!, esto te lo copio seguro.
    Vengo de la fiesta de Enlaces
    Un beso guapaResponderCancelar

Tu dirección email no será nunca*

*

*

c r a f t s
P a s e o s
N i ñ o s