Galletas para mi cumple

Hoy estamos de celebración. Una princesa cumple años, ella se ve muy muy mayor…y nosotros también. Parece imposible.
Le hemos preparado unas galletas para llevar al cole y compartirlas con sus amigos.
Espero que les gusten y no dejen ni las migas.
Esta receta es del blog Velocidad cuchara y la verdad es que están muy ricas así sin decorar, o decoradas con chocolate, glasa o lo que queramos.

20130605-010652.jpg
Es una alternativa a las chuches, más casera, más natural. Da un poco más de trabajo, pero ella está tan contenta de compartir algo suyo, que merece la pena.
Con esta receta me han salido 52 galletas grandes, y con los últimos recortes he hecho 75 estrellas pequeñas.

20130605-011711.jpg
Para preparar las galletas necesitaremos:

225 grs de mantequilla ablandada a temperatura ambiente
240 grs de azúcar glas
1 clara de huevo
50 grs de Maizena
400 grs de harina
Pizca de sal
Esencia de vainilla

Y el modo de hacerlo:
Batimos bien la mantequilla, añadimos el azúcar glas. Cuando esté integrado, echamos la esencia de vainilla y seguimos batiendo.
A continuación la clara de huevo, seguimos batiendo hasta que esté bien mezclado.
Después la harina y la Maizena tamizadas, poco a poco para que se vaya formando una masa homogénea.
Debe quedar un poco blanda, pero no se pegará a las manos.
Ahora divido la masa en tres partes iguales y las pongo entre papel de horno.
Con un rodillo las aplano hasta un grosor de medio centímetro. Yo me ayudo de un rodillo que tiene tres ruedasde diferentes tamaños, elijo la del grosor que sea adecuado y me queda toda la masa igual de gruesa. En este caso 6mm.
Después la meto, en la misma bandeja de hornear, al frigo y la dejo una media hora. La mantequilla endurece así la masa y podemos cortarla sin que se deforme.
Pasada la media hora, enciendo el horno a 180 grados con calor arriba y abajo. Y mientras, empiezo a cortar la masa con el cortapastas elegido. Cada galleta la voy poniendo sobre la bandeja que irá al horno, en mi caso uso la que está fría de la nevera. Así mantienen mejor la forma las galletas.
Las horneamos 15 minutos a 170 grados. Ojo con el tiempo, depende mucho del horno.
Cuando las veamos doradas ya están hechas. Cuando se enfrían, se endurecen un poco.
En mi caso las grandes estuvieron los 15 minutos y las pequeñas 10.
Los recortes que nos vayan quedando los aprovechamos, hacemos una bola y la aplanamos con el rodillo. Y vuelta a empezar, la ponemos en el frigo, cortamos, horneamos…así hasta acabar con toda la masa.
¡A disfrutarlas!

20130605-102921.jpg
¡Muchísimas felicidades princesa!
Mami

signature

Te gustará ver:

Tu dirección email no será nunca*

*

*

c r a f t s
P a s e o s
N i ñ o s